domingo, 26 de octubre de 2014

12 consejos para superar una entrevista de trabajo





Enfrentarse a una entrevista de trabajo es una de las situaciones que más nervios y preocupación generan en nuestra vida. Sentarse delante de alguien, contestar “correctamente” sus preguntas y demostrar que se es la persona adecuada para el puesto supone, en la mayoría de casos, horas previas de nerviosismo y dudas. Más si cabe cuando se desea o necesita realmente ese puesto de trabajo. Para conseguir una entrevista es necesario que seas activo en la búsqueda de empleo. Es imprescindible que visites páginas de búsqueda de trabajo. Hoy en día la mayoría de empresas recurren a ellas para publicar sus ofertas. También es muy buena opción que consultes portales de empleo.
Y una vez consigas tu oportunidad, aquí tienes 12 consejos para superar la entrevista de trabajo:
  1.  Conoce la empresa. Esto es muy importante. Investiga sobre la empresa. Sobre su modo de trabajar, la edad media de sus trabajadores, su estilo de hacer las cosas… Si vas a entrevistarte con el jefe y puedes, averigüa antes cosas sobre él. Te ayudará a sentirte en un entorno conocido cuando estés haciendo la entrevista y te servirá para no meter la pata con comentarios que pueden ser totalmente opuestos a la filosofía de la empresa.
  2.  Controla los nervios. No te pongas nervioso o, al menos no lo parezcas. Cuando estamos nerviosos, no acertamos con las palabras, tendemos a decir frases incorrectas, incluso podemos olvidar información personal básica. Duerme bien el día de antes y piensa que es una conversación más sobre tus capacidades y tus conocimientos.
  3.  Sé puntual. Pocas cosas generan peor impresión que llegar tarde a una entrevista de trabajo. Llega 5 minutos antes. No más. Y si has de esperar, hazlo pacientemente
  4. Conoce las últimas noticias de la industria o el sector en el que se encuentra la empresa. Documéntate sobre las últimas noticias de la industria. Debes demostrar que conoces y que te interesa el ámbito de trabajo en el que vas  moverte.
  5. Conocer el puesto de trabajo vacante. Es primordial que sepas a que puesto de trabaja te postulas. Averígüa todo lo que puedas sobre las funciones que deberás realizar y el grado de conocimientos que requiere el puesto. Procura destacar siempre los apartados de tu currículum o de tu experiencia laboral que más relación tengan con el puesto. Si sabes que no estás capacitado, no te presentes. Habrá otro puesto para ti.
  6. Conoce tu currículum. A veces llenamos el currículum de mil títulos y cursos y si nos preguntamos sobre ellos no somos capaces de recordar cuando los hicimos o donde. Revisa bien tu curriculum antes de la entrevista y no falles en una pregunta tan básica.
  7.  No mientas. No te inventes títulos. No intentes hacer creer que sabes sobre lo que no sabes porque el entrevistador se dará cuenta. Y en el caso de que seas tan bueno engañando para que no lo haga, te delatarás si te pone a prueba.
  8.  Sé natural pero correcto. No te muestres como alguien que no eres. Si eres una persona afable y sonriente, no tengas miedo de demostrarlo, siempre teniendo en cuenta el contexto en el que te encuentras, claro. Cualquier pose impostada, se notará y parecerás una persona que esconde algo.
  9.  Se amable. Estas realizando una entrevista de trabajo, y una cualidad básica en cualquier puesto de trabajo, y en la vida, es ser una persona educada y cortés. Una sonrisa en lugar de un ceño fruncido y una persona que mire a los ojos en lugar de alguien que aparta la mirada.
  10.  Vístete bien. Eso no quiere decir que debas ponerte tus mejores galas. Pero no te presentes a una entrevista de trabajo en chandal, con chancletas o excesivamente arreglado o llamativo. El objetivo es que el entrevistador se fije en ti, no en tu ropa.
  11.  Evita cruzar los brazos y las piernas. En el lenguaje no verbal, estos gestos generan en el entrevistador la imagen de una persona cerrada y a la defensiva. Y no te toques demasiado el pelo y la cara, demuestra nerviosismo.
  12. Pregunta. No tengas miedo a preguntar si tienes dudas. Y sobre todo si el entrevistador es quien te insta a ello: “¿Tiene alguna pregunta?”. No digas no.


Consejos para encontrar un trabajo.
Internet es una gran bolsa de trabajo, en donde se ofrecen miles y miles de empleos diarios con la comodidad de poderlo realizar desde casa. Esta comodidad es también un arma de doble filo ya que cada oferta de trabajo es demandada por cientos e incluso miles de personas con lo cual la diferenciación de tu candidatura es clave.
Por tanto, debemos centrarnos en encontrar el trabajo que mejor se adapte a nuestras características así como demostrarlo mediante nuestro curriculum.
Recuerda que en plena crisis la competencia es muy dura, debes conocerte a ti mismo, identificar tus fortalezas y tus debilidades para aplicar por la oferta de trabajo que mejor se adapte. quizás también debas rebajar tus expectativas, no está el mercado laboral como para rechazar oportunidades, la crisis pasará y es mejor pasarla en un trabajo mediocre que hacerlo en casa. A la larga la experiencia, sea en el trabajo que sea, es tu mejor aliada.
No olvides tampoco una carta de presentación, un listado con referencias de gente que haya trabajado contigo, una actitud positiva y una presencia adecuada. La búsqueda de empleo ha de tomarse como un trabajo más, levantarse pronto para buscar las nuevas oportunidades, formarte en lo tuyo, llamar, hacer seguimientos, comer con antiguos compañeros de trabajo, aprender idiomas, etc.
Otra estrategia, sería la de investigar, a través de Google, las empresas del séctor al cual uno quiere integrarse.  Por ejemplo, si quieres enseñar inglés o informática basta con buscar “instituto de inglés” o “academia de informática”, e ir probando las páginas de cada uno de los establecimientos, para enviar tu curriculum. Nunca se sabe dónde se puede encontrar la suerte.
Los resultados generalmente no son inmediatos, se debe tener paciencia y perseverancia. A las empresas les toma mucho tiempo la evaluación de todos los CVs que reciben con cada aviso que publican. O muchas veces sucede que un CV queda archivado durante unos meses hasta que se produce la vacante. Lo más importante es pensar en positivo, y estar abierto a recibir lo mejor del futuro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario