martes, 28 de octubre de 2014

La carta de presentación

 La carta de presentación es el documento que envías junto con el Curriculum. Es el saludo y presentación inicial.
El objetivo es atraer la atención de la persona que la lee, de manera que considere, en una primera impresión, que el historial que presenta puede ser el idóneo para cubrir el puesto de trabajo que nos ofrece.
La carta puede ser tan importante como el curriculum, ya que en ella no se describen conocimientos, pero sí actitudes: refleja el interés que tiene el candidato por la empresa y el puesto de trabajo que solicita, la capacidad de comunicación e incluso deja ver una parte de su personalidad, por ello debe convencer al seleccionador para que concierte una entrevista contigo.
Puede tener como objetivo contestar a un anuncio o una autocandidatura.
Si se trata de responder a un anuncio, cada anuncio requerirá la confección de una carta específicamente redactada y diseñada para las características de la oferta de empleo. No vale tener una carta tipo de presentación preparada y utilizarla indiscriminadamente. Cada anuncio es distinto, cada uno exige requisitos diferentes.
Un buen conocimiento del sector de actividad profesional, al que vamos a dirigir la carta, será muy útil para manejar con rigor el lenguaje técnico adecuado y para identificar con precisión a la empresa ofertante aunque su nombre no aparezca en el anuncio. Escribe tu carta pensando en la empresa destinataria y personalízala en función de esa compañía.En cualquier caso, ha de ser breve y concisa, y ha de dejar al curriculum la principal tarea de presentación de tu candidatura.
En la parte superior de la carta deberá figurar:
  • Nombre, dirección y teléfono, por si la separan del curriculum.
  • La referencia, si se indica en el anuncio.
  • La formula de cortesía para el destinatario.
Después, estructura tu carta en dos apartados que no ocupen mas de una hoja.
En el primero, expón el porqué de tu solicitud y tus puntos fuertes para aspirar al puesto. La redacción ha de ser muy sencilla y expresiva. Para ello lo más eficaz es emplear verbos que inspiren acción y dinamismo. Su objetivo es que el seleccionador encaje inmediatamente la carta en el montón de las que responden con los requisitos exigidos en el anuncio.
En la segunda parte de la carta hay que mostrar interés por conseguir una cita con el seleccionador para ampliar y discutir detalles, y examinar más a fondo la candidatura. Nadie mejor que tú, cara a cara con el seleccionador, puede defender su candidatura al puesto en cuestión. Algunas de las formulas adecuadas son: “Espero tener la ocasión de encontrarle próximamente para poder comentar con usted mi historial”, por ejemplo. En general, escribe en un estilo directo y utilice formulas de cortesía sencillas.
Al final de la página indica que adjuntas tu curriculum vitae u otros documentos que te hayan exigido.
Si se trata de una autocandidatura, lo haremos porque  consideramos que en el futuro necesitarán a una persona con nuestras características, por eso, es incluso más necesario el realizar la carta de presentación con mayor cuidado, ya que debemos hacer que se nos recuerde cuando precisen a una persona de nuestras características.
Aunque en el momento en que se presenta la autocandidatura la empresa no ofrezca ningún trabajo adecuado a sus características, los datos proporcionados pueden serles de utilidad para una posterior selección de personal, ya que esta información quedará archivada.
En cualquier caso, debes tener en cuenta:
Es importante llevar un control de todas las cartas que envíes, ya que normalmente, suele pasar un tiempo antes de recibir contestación. Si no llevas ese control, te puede suceder que no recuerdes qué es lo que pusiste en la carta ni qué datos resaltaste en ella. Archiva toda la documentación.
Cuida la ortografía y la presentación
Debes “venderte”.  Hazles saber que tú eres el candidato ideal para el puesto.
 La función de esta carta es llamar su atención, marcar la diferencia con los demás aspirantes al puesto y, en definitiva, conseguir una entrevista personal.
No hay que olvidar que la carta puede ser tan importante como el currículum, ya que, aunque en ella no se describen conocimientos y experiencia profesional, sí que quedan plasmadas las actitudes: reflejan el interés que tiene el candidato por la empresa y el puesto de trabajo que solicita, la capacidad de comunicación e incluso dejar ver una parte de su personalidad.
Al contestar un anuncio no debemos olvidar nunca que la carta que enviamos es nuestra presentación y que es acerca de ella sobre la que se va a emitir un juicio. La empresa no tiene otra forma de hacerse una idea sobre nosotros que analizando el currículum y la carta que lo acompaña.

Etiquetas:

ENLACES PATROCINADOS

Destacamos CV funcional: modelos y plan­tillas El currí­culum vitae funcional es aquel distri­buye la infor­ma­ción por temas. De esta forma, permite... más CV cronoló­gico: modelos y plan­tillas El currí­culum cronoló­gico es aquel que orga­niza la infor­ma­ción cronoló­gi­ca­mente, parti­endo de los logros más... más Currí­culum Vitae en Word ¿Cuál es el mejor programa para hacer un buen Currí­culum Vitae? ¿Es bueno usar Word? ¿Puedo usar Google Docs,... más Modelos de currí­culum: Modelo cronoló­gico 1 Modelos de Currí­culum Vitae Cronoló­gico Modelo 1 Carac­terí­sticas del mode­loTipo de currí­culum vitae:... más

No hay comentarios:

Publicar un comentario