martes, 18 de noviembre de 2014

Comenzar a buscar empleo

Ésta es la pregunta que se hacen muchas personas cuando se encuentran en la situación de buscar empleo porque han perdido el suyo o sienten la necesidad de cambiar el que tienen. Y es que no es tarea fácil. Por ello, vamos a darte unas pistas para que veas todas las opciones de las que dispones:
• Las oficinas de empleo: Éste es el lugar por donde debes comenzar, ya que es aquí donde debes acudir a inscribirte como demandante de empleo. Aunque actualmente están un poco desbordadas por la extensa lista de parados, no dejes de consultar sus ofertas en papel ni las que publican el Servicio Público de Empleo Estatal en la página web Redtrabaj@ y los servicios públicos de empleo de tu comunidad autónoma en sus correspondientes webs.
• Las agencias de empleo locales: A diferencia de las anteriores, éstas dependen del ayuntamiento del municipio en el que vives. Aunque son entidades independientes, su funcionamiento es muy similar. Ambas ofrecen intermediación y gestión de ofertas y además organizan cursos para desempleados.
• Existen también otros centros pertenecientes a los servicios públicos de empleo que están dirigidos a colectivos concretos. Entre ellos figuran los centros de intermediación laboral, que se dirigen a colectivos en riesgo de exclusión, y los centros especiales de empleo, para personas con discapacidad.
• Con el uso tan generalizado de internet, muchas empresas buscan candidatos en los portales de empleo como Infoempleo.com, en las redes sociales, los blogs, etc. Tienes que investigar cuáles existen, qué tipo de ofertas son las que se publican en ellos y cómo darte de alta para poder enviar tu candidatura a aquellas que te interesen.
• Las ETT son el recurso perfecto si lo que estás buscando es un trabajo temporal. Ésta puede ser la puerta de entrada en una empresa; porque aunque empieces como externo y de forma temporal, tal vez después consigas ser contratado directamente por la empresa final. Si eres un profesional con una experiencia media y buscas un puesto más estable, puedes dirigirte a las numerosas empresas de selección. En último lugar, existen también las empresas de cazatalentos o headhunters, que se dedican a la búsqueda de perfiles muy especializados o con mucha experiencia.
• En el caso de que seas titulado universitario o estés terminando la carrera, puedes utilizar los servicios de los COIE (Centros de Orientación e Información para el Empleo) o centros para el empleo localizados en las universidades. En ellos se gestionan ofertas, así como prácticas profesionales en empresas.
• Las fundaciones y asociaciones son un recurso muy útil, a la vez que poco conocido, para ayudarte a buscar trabajo. Muchas de ellas poseen bolsa de empleo, imparten talleres de nuevas tecnologías y de orientación laboral, organizan cursos de formación ocupacional y de idiomas, incluido el español, y también ofrecen otros servicios como asistencia jurídica y psicológica, ludoteca para niños, etc.
• Otras entidades con bolsa de empleo y cursos de formación ocupacional que tienes que visitar son las cámaras de comercio, los sindicatos, las asociaciones empresariales y los colegios profesionales.
• La autocandidatura, consistente en la localización de las empresas en las que estás interesado y el envío de tu currículum ofreciéndote para trabajar en ellas, es otra opción que tienes que contemplar. Es importante que consigas la mayor información posible acerca de esa empresa, a qué se dedica, dónde se localiza, cuál es la persona de contacto, etc. Es posible que, si en ese momento no hay un puesto acorde a tu perfil, te llamen más adelante cuando surja una oportunidad.
• Las ofertas de prensa, aunque actualmente están siendo desbancadas por los recursos ya citados, son un clásico en la búsqueda de empleo, y se siguen publicando en los suplementos dominicales de los principales periódicos y en la prensa especializada.
• Por último, otras vías pueden ser la localización de ofertas en los boletines oficiales o bien los autoanuncios en páginas de internet o prensa.
- See more at: http://blog.infoempleo.com/blog/2011/01/17/por-donde-empiezo-a-buscar-trabajo/#sthash.GxP1bMTb.dpuf
Ésta es la pregunta que se hacen muchas personas cuando se encuentran en la situación de buscar empleo porque han perdido el suyo o sienten la necesidad de cambiar el que tienen. Y es que no es tarea fácil. Por ello, vamos a darte unas pistas para que veas     
Ésta es la pregunta que se hacen muchas personas cuando se encuentran en la situación de buscar empleo porque han perdido el suyo o sienten la necesidad de cambiar el que tienen. Y es que no es tarea fácil. Por ello, vamos a darte unas pistas para que veas todas las opciones de las que dispones:
• Las oficinas de empleo: Éste es el lugar por donde debes comenzar, ya que es aquí donde debes acudir a inscribirte como demandante de empleo. Aunque actualmente están un poco desbordadas por la extensa lista de parados, no dejes de consultar sus ofertas en papel ni las que publican el Servicio Público de Empleo Estatal en la página web Redtrabaj@ y los servicios públicos de empleo de tu comunidad autónoma en sus correspondientes webs.
• Las agencias de empleo locales: A diferencia de las anteriores, éstas dependen del ayuntamiento del municipio en el que vives. Aunque son entidades independientes, su funcionamiento es muy similar. Ambas ofrecen intermediación y gestión de ofertas y además organizan cursos para desempleados.
• Existen también otros centros pertenecientes a los servicios públicos de empleo que están dirigidos a colectivos concretos. Entre ellos figuran los centros de intermediación laboral, que se dirigen a colectivos en riesgo de exclusión, y los centros especiales de empleo, para personas con discapacidad.
• Con el uso tan generalizado de internet, muchas empresas buscan candidatos en los portales de empleo como Infoempleo.com, en las redes sociales, los blogs, etc. Tienes que investigar cuáles existen, qué tipo de ofertas son las que se publican en ellos y cómo darte de alta para poder enviar tu candidatura a aquellas que te interesen.
• Las ETT son el recurso perfecto si lo que estás buscando es un trabajo temporal. Ésta puede ser la puerta de entrada en una empresa; porque aunque empieces como externo y de forma temporal, tal vez después consigas ser contratado directamente por la empresa final. Si eres un profesional con una experiencia media y buscas un puesto más estable, puedes dirigirte a las numerosas empresas de selección. En último lugar, existen también las empresas de cazatalentos o headhunters, que se dedican a la búsqueda de perfiles muy especializados o con mucha experiencia.
• En el caso de que seas titulado universitario o estés terminando la carrera, puedes utilizar los servicios de los COIE (Centros de Orientación e Información para el Empleo) o centros para el empleo localizados en las universidades. En ellos se gestionan ofertas, así como prácticas profesionales en empresas.
• Las fundaciones y asociaciones son un recurso muy útil, a la vez que poco conocido, para ayudarte a buscar trabajo. Muchas de ellas poseen bolsa de empleo, imparten talleres de nuevas tecnologías y de orientación laboral, organizan cursos de formación ocupacional y de idiomas, incluido el español, y también ofrecen otros servicios como asistencia jurídica y psicológica, ludoteca para niños, etc.
• Otras entidades con bolsa de empleo y cursos de formación ocupacional que tienes que visitar son las cámaras de comercio, los sindicatos, las asociaciones empresariales y los colegios profesionales.
• La autocandidatura, consistente en la localización de las empresas en las que estás interesado y el envío de tu currículum ofreciéndote para trabajar en ellas, es otra opción que tienes que contemplar. Es importante que consigas la mayor información posible acerca de esa empresa, a qué se dedica, dónde se localiza, cuál es la persona de contacto, etc. Es posible que, si en ese momento no hay un puesto acorde a tu perfil, te llamen más adelante cuando surja una oportunidad.
• Las ofertas de prensa, aunque actualmente están siendo desbancadas por los recursos ya citados, son un clásico en la búsqueda de empleo, y se siguen publicando en los suplementos dominicales de los principales periódicos y en la prensa especializada.
• Por último, otras vías pueden ser la localización de ofertas en los boletines oficiales o bien los autoanuncios en páginas de internet o prensa.
- See more at: http://blog.infoempleo.com/blog/2011/01/17/por-donde-empiezo-a-buscar-trabajo/#sthash.GxP1bMTb.dpuf


Ésta es la pregunta que se hacen muchas personas cuando se encuentran en la situación de buscar empleo porque han perdido el suyo o sienten la necesidad de cambiar el que tienen. Y es que no es tarea fácil. Por ello, vamos a darte unas pistas para que veas todas las opciones de las que dispones:
• Las oficinas de empleo: Éste es el lugar por donde debes comenzar, ya que es aquí donde debes acudir a inscribirte como demandante de empleo. Aunque actualmente están un poco desbordadas por la extensa lista de parados, no dejes de consultar sus ofertas en papel ni las que publican el Servicio Público de Empleo Estatal en la página web Redtrabaj@ y los servicios públicos de empleo de tu comunidad autónoma en sus correspondientes webs.
• Las agencias de empleo locales: A diferencia de las anteriores, éstas dependen del ayuntamiento del municipio en el que vives. Aunque son entidades independientes, su funcionamiento es muy similar. Ambas ofrecen intermediación y gestión de ofertas y además organizan cursos para desempleados.
• Existen también otros centros pertenecientes a los servicios públicos de empleo que están dirigidos a colectivos concretos. Entre ellos figuran los centros de intermediación laboral, que se dirigen a colectivos en riesgo de exclusión, y los centros especiales de empleo, para personas con discapacidad.
• Con el uso tan generalizado de internet, muchas empresas buscan candidatos en los portales de empleo como Infoempleo.com, en las redes sociales, los blogs, etc. Tienes que investigar cuáles existen, qué tipo de ofertas son las que se publican en ellos y cómo darte de alta para poder enviar tu candidatura a aquellas que te interesen.
• Las ETT son el recurso perfecto si lo que estás buscando es un trabajo temporal. Ésta puede ser la puerta de entrada en una empresa; porque aunque empieces como externo y de forma temporal, tal vez después consigas ser contratado directamente por la empresa final. Si eres un profesional con una experiencia media y buscas un puesto más estable, puedes dirigirte a las numerosas empresas de selección. En último lugar, existen también las empresas de cazatalentos o headhunters, que se dedican a la búsqueda de perfiles muy especializados o con mucha experiencia.
• En el caso de que seas titulado universitario o estés terminando la carrera, puedes utilizar los servicios de los COIE (Centros de Orientación e Información para el Empleo) o centros para el empleo localizados en las universidades. En ellos se gestionan ofertas, así como prácticas profesionales en empresas.
• Las fundaciones y asociaciones son un recurso muy útil, a la vez que poco conocido, para ayudarte a buscar trabajo. Muchas de ellas poseen bolsa de empleo, imparten talleres de nuevas tecnologías y de orientación laboral, organizan cursos de formación ocupacional y de idiomas, incluido el español, y también ofrecen otros servicios como asistencia jurídica y psicológica, ludoteca para niños, etc.
• Otras entidades con bolsa de empleo y cursos de formación ocupacional que tienes que visitar son las cámaras de comercio, los sindicatos, las asociaciones empresariales y los colegios profesionales.
• La autocandidatura, consistente en la localización de las empresas en las que estás interesado y el envío de tu currículum ofreciéndote para trabajar en ellas, es otra opción que tienes que contemplar. Es importante que consigas la mayor información posible acerca de esa empresa, a qué se dedica, dónde se localiza, cuál es la persona de contacto, etc. Es posible que, si en ese momento no hay un puesto acorde a tu perfil, te llamen más adelante cuando surja una oportunidad.
• Las ofertas de prensa, aunque actualmente están siendo desbancadas por los recursos ya citados, son un clásico en la búsqueda de empleo, y se siguen publicando en los suplementos dominicales de los principales periódicos y en la prensa especializada.
• Por último, otras vías pueden ser la localización de ofertas en los boletines oficiales o bien los autoanuncios en páginas de internet o prensa.
- See more at: http://blog.infoempleo.com/blog/2011/01/17/por-donde-empiezo-a-buscar-trabajo/#sthash.GxP1bMTb.dpuf
Ésta es la pregunta que se hacen muchas personas cuando se encuentran en la situación de buscar empleo porque han perdido el suyo o sienten la necesidad de cambiar el que tienen. Y es que no es tarea fácil. Por ello, vamos a darte unas pistas para que veas todas las opciones de las que dispones:
• Las oficinas de empleo: Éste es el lugar por donde debes comenzar, ya que es aquí donde debes acudir a inscribirte como demandante de empleo. Aunque actualmente están un poco desbordadas por la extensa lista de parados, no dejes de consultar sus ofertas en papel ni las que publican el Servicio Público de Empleo Estatal en la página web Redtrabaj@ y los servicios públicos de empleo de tu comunidad autónoma en sus correspondientes webs.
• Las agencias de empleo locales: A diferencia de las anteriores, éstas dependen del ayuntamiento del municipio en el que vives. Aunque son entidades independientes, su funcionamiento es muy similar. Ambas ofrecen intermediación y gestión de ofertas y además organizan cursos para desempleados.
• Existen también otros centros pertenecientes a los servicios públicos de empleo que están dirigidos a colectivos concretos. Entre ellos figuran los centros de intermediación laboral, que se dirigen a colectivos en riesgo de exclusión, y los centros especiales de empleo, para personas con discapacidad.
• Con el uso tan generalizado de internet, muchas empresas buscan candidatos en los portales de empleo como Infoempleo.com, en las redes sociales, los blogs, etc. Tienes que investigar cuáles existen, qué tipo de ofertas son las que se publican en ellos y cómo darte de alta para poder enviar tu candidatura a aquellas que te interesen.
• Las ETT son el recurso perfecto si lo que estás buscando es un trabajo temporal. Ésta puede ser la puerta de entrada en una empresa; porque aunque empieces como externo y de forma temporal, tal vez después consigas ser contratado directamente por la empresa final. Si eres un profesional con una experiencia media y buscas un puesto más estable, puedes dirigirte a las numerosas empresas de selección. En último lugar, existen también las empresas de cazatalentos o headhunters, que se dedican a la búsqueda de perfiles muy especializados o con mucha experiencia.
• En el caso de que seas titulado universitario o estés terminando la carrera, puedes utilizar los servicios de los COIE (Centros de Orientación e Información para el Empleo) o centros para el empleo localizados en las universidades. En ellos se gestionan ofertas, así como prácticas profesionales en empresas.
• Las fundaciones y asociaciones son un recurso muy útil, a la vez que poco conocido, para ayudarte a buscar trabajo. Muchas de ellas poseen bolsa de empleo, imparten talleres de nuevas tecnologías y de orientación laboral, organizan cursos de formación ocupacional y de idiomas, incluido el español, y también ofrecen otros servicios como asistencia jurídica y psicológica, ludoteca para niños, etc.
• Otras entidades con bolsa de empleo y cursos de formación ocupacional que tienes que visitar son las cámaras de comercio, los sindicatos, las asociaciones empresariales y los colegios profesionales.
• La autocandidatura, consistente en la localización de las empresas en las que estás interesado y el envío de tu currículum ofreciéndote para trabajar en ellas, es otra opción que tienes que contemplar. Es importante que consigas la mayor información posible acerca de esa empresa, a qué se dedica, dónde se localiza, cuál es la persona de contacto, etc. Es posible que, si en ese momento no hay un puesto acorde a tu perfil, te llamen más adelante cuando surja una oportunidad.
• Las ofertas de prensa, aunque actualmente están siendo desbancadas por los recursos ya citados, son un clásico en la búsqueda de empleo, y se siguen publicando en los suplementos dominicales de los principales periódicos y en la prensa especializada.
• Por último, otras vías pueden ser la localización de ofertas en los boletines oficiales o bien los autoanuncios en páginas de internet o prensa.
- See more at: http://blog.infoempleo.com/blog/2011/01/17/por-donde-empiezo-a-buscar-trabajo/#sthash.GxP1bMTb.dpuf

No hay comentarios:

Publicar un comentario