martes, 4 de noviembre de 2014

¿Haces una buena autocandidatura?


Si estás en búsqueda de empleo, seguro que una de las cosas que haces es autocandidatura.  Consiste en enviar tu curriculum o ponerte en contacto con una empresa sin que medie una oferta de trabajo.  Seguro que en más de una ocasión has cogido tus curriculums y has ido a repartirlos por tiendas, empresas o polígonos industriales con el fin de anticiparte a una oferta de trabajo haciendo así que la empresa ya tenga tus datos y pueda ponerse en contacto contigo. Este tipo de forma de buscar trabajo puede ser efectiva, si lo hacemos bien.
Hay personas que se dedican a hacer autocandidatura de manera indiscriminada, a cualquier empresa, independientemente de su perfil o independientemente del perfil de la empresa. Y esto es un error, por dos cosas: lo primero es que desgasta mucho a la persona que busca empleo, y no me refiero a nivel físico. Enviar cientos de curriculums y que no te contesten ninguna vez es muy duro, y puede hacer una mella importante en nuestro ánimo.  Y en segundo lugar el no hacer una criba previa hace que no podamos hacer una autocandidatura efectiva si no masiva, y lo que nos interesa es llegar a las empresas donde verdaderamente podemos tener cabida y hacerlo de una manera adecuada. Por ello, para hacer una autocandidatura efectiva, hay que tener tres premisas claras:
  1. Preseleccionar las empresas a las que me voy a dirigir.  Como hemos señalado, no todas las empresas, por mucho que se parezcan por su producción o sus servicios, son diferentes. Si por ejemplo buscas trabajo de dependiente, primero deberás priorizar el sector (tiendas de ropa, alimentación, informática, deportes…), informándote en su web de cómo trabajan, qué perfiles buscan en sus trabajadores, etc. Anota aquellas que son interesantes, no hace falta que sean muchas, lo importante es que la criba te sirva para eliminar lo que no te interesa o no busca un perfil como el tuyo.
  2. Adaptar mi curriculum y mi carta de presentación a cada una de ellas. Deberemos resaltar aquellos aspectos de nuestro curriculum que sean más interesantes para cada empresa, haciendo que sea atractivo y lo más diferente posible. Lo ideal, crea un perfil profesional para cada empresa, de esta manera te permitirá hacerlo mucho más personalizado y podrás resaltar los puntos más importantes de tu curriculum y competencias personales más adecuadas para cada empresa. Y lo mismo con la carta, no utilices una carta genérica, no es apropiado, hazla tuya y personalízala pensando en lo que está buscando la empresa.
  3. Llevar una agenda de búsqueda. Registra la empresa, cuándo mandas tu curriculum y si obtienes o no contestación, y por supuesto, el nombre de la persona que te contesta. Y si no te contestan, no te agobies, busca alternativas y no pierdas la esperanza.

No hay comentarios:

Publicar un comentario