Hoy en día buscar empleo es un trabajo duro que requiere de mucho esfuerzo. Horas y horas buscando ofertas de trabajo sin conseguir resultados, pero no hay que desesperar. A continuación te vamos a dar 7 ideas que pueden ayudarte a hacer más efectiva la búsqueda de trabajo:


SÉ POSITIV@

Es la hora de dejar atrás emociones negativas ya que no te ayudarán a conseguir tu objetivo, es cierto que estás viviendo una situación difícil,  pero has de empezar a construir algo, y cuanto antes comiences, antes conseguirás tu objetivo: "si puedes cambiar tus pensamientos, puedes cambiar tu destino".

Deja de ver el reto de conseguir trabajo como algo inalcanzable y plantéate objetivos a corto plazo, por etapas. Lo mejor es realizar un plan  de trabajo diario o semanal. 


Buscar trabajo es en sí un trabajo y muchas veces la recompensa no se consigue hasta pasado un tiempo. Pero tienes que tener paciencia, "si te esfuerzas, la recompensa llegará".


CONÓCETE

Antes de empezar a buscar tendrías que hacerte algunas preguntas: ¿Qué es lo que sé hacer?, ¿Qué ofertas de trabajos hay disponibles?, ¿Estoy preparado para optar a ellas?, ¿Cuáles son mis puntos débiles?, ¿Puedo mejorar mis posibilidades de encontrar un empleo?...Contestar a estas preguntas te ayudará a conocer tus fortalezas y tu debilidades en comparación con otros candidatos, y en consecuencia a conseguir tu meta.
Tienes que hacer un esfuerzo para analizar tus puntos fuertes y tus debilidades. Si no conoces tus debilidades, no podrás mejorarlas

REIVÉNTATE

El actual mercado de trabajo evoluciona constantemente, es posible que tengas que cambiar de profesión, porque el sector en el que trabajabas ya no ofrece la actividad laboral que tenía antes de la crisis. Si te planteas esta posibilidad debes valorarla con el máximo realismo posible, atendiendo a tus capacidades y a la situación del mercado laboral. 

Analiza las ofertas de trabajo de los diferentes portales de empleo y busca algo a lo que te puedas dedicar, que esté relacionado con tu formación o con tus intereses, y si piensas que para acceder a estos puestos de trabajo te falta formación no dudes en formarte, esto te servirá para reorientar tu carrera.


ORGANÍZATE

Como hemos señalado anteriormente es muy importante que planifiques tu búsqueda de trabajo. Anota las ofertas de empleo a las que te inscribes y si tienes la posibilidad haz su seguimiento. Lo conveniente es que tengas una agenda en la que vayas anotando las actuaciones que vayas realizando cada día. 

Optimiza tu esfuerzo, no desgastes tus fuerzas inscribiéndote en aquellas ofertas de trabajo en las que no  cumples los requisitos. Ahórrate la molestia y el tiempo.


CUIDA TU CV

El CV es la única oportunidad que tendrás para causar buena impresión a tus posibles empleadores/as, es el primer paso de la criba del proceso de selección, por eso es importante que sea, ordenado, breve, cómodo de leer y sobre todo orientado al puesto al puesto al que pretendes acceder, pero en ningún momento debes mentir sobre tus aptitudes.

Comprueba que tu CV está actualizado, aunque en los últimos meses no hayas trabajado seguro que has hecho cosas nuevas.

Tampoco debes olvidar la importancia que tiene el hecho de que tu currículum sea capaz de captar la atención y que destaque sobre el resto. Valora cuando te conviene ser más original.

Por último, si vas a hacer llegar tu CV por mail a una empresa, dedícale un tiempo a preparar bien el cuerpo de texto porque posiblemente eso sea lo único que lleguen a leer las personas encargadas de la selección de personal.


HAZ QUE TE ENCUENTREN

No olvides la importancia que actualmente tienen las redes sociales.  Ábrete perfiles y comienza a ser activo en redes sociales como por ejemplo Twitter o Linkedin: si interactúas demostrará que eres una persona inquieta y activa. 

Da igual el puesto de trabajo al que pretendas optar, hay muchas posibilidades de que la persona encargada de la selección busque información sobre  ti en internet.

NETWORKING

Fomenta las relaciones personales/profesionales y cultiva el arte del networking como puente hacia cualquier posible oferta laboral. Debemos tener presente que entre el 75 y el 80 de las oportunidades de empleo no aparecen públicamente. Las empresas prefieren no divulgarlas, sólo podemos conocerlas a través de excompañeros de trabajo, familiares y amigos que tengan relación con la compañía. Ellos deben ser nuestros principales aliados en la búsqueda de empleo.