martes, 30 de diciembre de 2014

Las cifras claves del mercado laboral 2015

Salario mínimo e IPREM
El Gobierno ha decidido descongelar en 2015 el salario mínimo interprofesional (SMI), que no varió en 2014 respecto a 2013. Así, para el próximo año esta renta mínima –que cobran directamente apenas 200.000 personas, pero que sirve como referencia en numerosos convenios colectivos de millones de asalariados, afectando a la escala más baja de las tablas salariales– aumentará un 0,5%. Se incrementará por tanto 3,3 euros mensuales hasta los 648,6 euros al mes.
Sin embargo, el indicador público de renta de efectos múltiples (IPREM) para 2015 volverá a estar congelado por quinto año consecutivo, manteniéndose en 532,51 euros mensuales. Este indicador es el que se utiliza para determinar el acceso a las ayudas a la vivienda, becas, subsidios por desempleo o asistencia jurídica gratuita, entre otras.
Los empleados públicos seguirán con sus sueldos congelados por quinto año consecutivo, tras el recorte del 8% de media que se les aplicó a mediados de 2010. Si bien, en la nómina de enero cobrarán el 25% de la paga extra de Navidad que no recibieron en 2012.
Bases de cotización
Las bases máximas de cotización (aquellas que corresponden a los salarios más altos) llevaban dos años (2013 y 2014) subiendo un 5% anual. Sin embargo, para 2015 el Ejecutivo ha considerado que ya no era necesario seguir con este fuerte ritmo de aumento y aplicará una subida mucho más moderada de estas bases, que aumentarán un 0,25%. Con ello, la base máxima de cotización del Régimen General de la Seguridad Social pasa de los actuales 3.596,98 euros mensuales a 3.606 euros al mes, desde el 1 de enero próximo.
Por su parte, las bases mínimas de este mismo régimen general, subirán como es habitual, lo mismo que el salario mínimo (0,5%), quedando fijado el nivel mínimo de cotización en 648,6 euros al mes.
En cuanto a los autónomos, su base mínima de cotización subirá un 1% a partir del 1 de enero de 2015, situándose en 884,40 euros mensuales. Más del 80% de los tres millones de autónomos cotizan por esta base en la actualidad.
Los autónomos que a 1 de enero próximo tengan menos de 47 años podrán elegir su base de cotización entre las bases antes citadas (de 884,40 a 3.606 euros al mes). También, podrán escoger su base dentro de esa escala aquellos que se den de alta como autónomos y tengan 47 años pero su última base de cotización de diciembre de 2014 hubiera sido de 1.926,6 euros o superior. Por el contrario, aquellos que con esa edad se den de alta como autónomos y su última base fuera inferior a los 1.926,6 euros no podrán elegir una base superior a los 1.945,8 euros mensuales, salvo que ejerzan esa opción antes del 30 de junio.
La base de cotización para los autónomos que el 1 de enero tengan 48 o más años estará comprendida entre 953,70 euros y 1.945,8 euros al mes.
Finalmente, los autónomos mayores de 50 años que hayan cotizado en algún otro régimen de la Seguridad Social, por al menos cinco años, deberán elegir su base de cotización entre 884,40 euros y 1.945,80 mensuales, si su última base de cotización fuera igual o inferior a 1.926, euros. Y si fuera superior, entre la base mínima y la máxima que hubieran tenido en otro régimen, aumentada un 0,25%.
Bonificaciones
La Seguridad Social mantendrá vigentes para 2015 la práctica totalidad de las cerca de 80 ayudas y bonificaciones existentes para la contratación. Así, entre otras, se mantienen las bonificaciones del 100% de la cotización por contingencias comunes durante 12 meses por la contratación fija de un parado menor de 30 años por parte de una microempresa o un autónomo; o por la contratación de un mayor de 45 años por parte de un autónomo.
Igualmente, se mantiene la tarifa plana de 50 euros mensuales para nuevas altas de autónomos, durante los seis primeros meses; el 50% de reducción de la base los seis siguientes y un 30% de reducción los tres siguientes y otro 30% de bonificación los otros tres. Así, la base queda rebajada entre el 80% y el 30% durante los 18 primeros meses de actividad.
Asimismo, el Ejecutivo aprobó el viernes prorrogar tres meses, hasta el 31 de marzo, la tarifa plana de 100 euros mensuales de cotización por contingencias comunes por la contratación de cualquier trabajador indefinido si con ello se crea empleo neto en la empresa.
Pensiones
Las cuantías de las pensiones contributivas de la Seguridad Social subirán en 2015 un 0,25%, el mínimo que obliga la ley. Con este incremento, la pensión mínima de jubilación para mayores de 65 años queda fijada en 782,9 euros al mes si tiene cónyuge a su cargo y en 634,5 euros mensuales si no lo tiene.
Para los menores de 65 años, la pensión mínima con cónyuge a cargo será de 733,8 euros al mes y sin cónyuge, de 593. Por su parte, la pensión mínima de incapacidad permanente de gran invalidez ascenderá a 1.174,4 euros (con cónyuge a cargo). Y la mínima de viudedad de mayores de 65 años en 733,8 euros mensuales;si se tienen entre 64 y 60 años, será de 593,5 euros y por debajo de los 60 años, de 480,3.
En cuanto a la pensión media de jubilación, cuya cuantía en diciembre se situó en 1.008 euros mensuales, se verá incrementada en unos 2,5 euros al mes.
Acceso a la jubilación
En 2015, seguirá aplicándose gradualmente la reforma de las condiciones de acceso a una pensión de jubilación. Así, el próximo año, la edad legal de jubilación será de 65 años si se han cotizado 36 o más años a la Seguridad Social;y de 65 años y tres meses si se ha cotizado menos de 36 años. Además, a la hora de calcular la cuantía de la pensión, en 2015 se pasarán a tener en cuenta los últimos 18 años cotizados al sistema (en 2014 contaron los últimos 17 años).

fuente: cincodias

No hay comentarios:

Publicar un comentario