domingo, 12 de julio de 2015

Los 4 errores que no debes cometer en una entrevista.



1. La desidia. ¿Quién querrá en su equipo a alguien que de entrada no parezca motivado? Si muestras poco interés por el proceso y por el puesto, si das la impresión de que si no es este puesto será otro, esta actitud pondrá en alerta al entrevistador y no correrá el riesgo de seguir adelante con tu candidatura.

2. La soberbia. Es muy humano querer impresionar al entrevistador, pero ¡cuidado! no caigas en la trampa de subestimar sus conocimientos y aun peor, de hacérselo ver. ¿Verdad que todos tenemos identificado a alguien que quiere ser más que tú y se dedica a recordártelo a la menor oportunidad? No caigas en esa trampa, demuestra que sabes y mucho, pero con vista y con mucha humildad.
3. La mentira. Ni piadosa, ni media, cualquier mentira detectada mina automáticamente tu credibilidad y tu pase a la fase siguiente. Ojo con maquillar los motivos del cambio, ahí se detectan la gran mayoría de mentiras. ¡Que tire la primera piedra quien tenga un CV inmaculado! No siempre las experiencias profesionales salen bien y no hay que avergonzarse por ello, sino hacerle ver al entrevistador lo bueno que sacaste de la situación y cómo te ha ayudado a mejorar.
4. La negatividad. Éste es el “pecado” del que menos candidatos son conscientes, pues es muy habitual y humano quejarse, criticar y echar las culpas a los astros. Sin embargo, la negatividad que esta actitud desprende y el efecto que causa en la otra parte, la que te está escuchando, es tremendamente negativo, valga la redundancia. Si un candidato se queja en una entrevista del tiempo, del tráfico, de lo cara que está la vida, de lo estresante que era su antiguo trabajo, de lo envidiosos que eran sus compañeros y de lo mal que lo trató su antiguo jefe, ¿tú qué pensarías? Pues que del mismo modo podría actuar en su futuro puesto de trabajo, quejándose todo el día y peor aún, transmitiéndolo a los demás. Y esto que parece una tontería, lo percibo muy a menudo en candidatos que no se dan cuenta de las malas vibraciones que están desprendiendo y de cómo ello les afecta en el proceso de selección, aunque pudieran ser los mejores candidatos del mundo.
Fuente: infojobs

No hay comentarios:

Publicar un comentario