jueves, 28 de enero de 2016

100 nuevas plazas de informadores contra la pobreza energética en Barcelona


pobreza energéticaEl Ayuntamiento de Barcelona y las Entidades Catalanas de Acción Social (ECAS) han diseñado un proyecto que pretende reducir la pobreza energética y también el paro, gracias a la creación de puestos de trabajo relacionados con la mejora medioambiental.
Se estima que en la ciudad hay unos 5.000 hogares que necesitan salir de la pobreza energética. Esto significa que son domicilios en los que se consume más energía de la que pueden asumir económicamente, o que las condiciones de aislamiento de la vivienda están en mal estado. Por eso, el nuevo programa de lucha contra la pobreza energética pretende disminuir el consumo energético de estos hogares, reducir también el importe de la factura y dotar a las viviendas de medidas económicas que permitan consumir menos energía.
Empleo. Creación de 100 puestos nuevos de agentes e informadores energéticos. Así pues, se calificará profesionalmente a personas con dificultades de acceso al mercado laboral y con experiencia en el ámbito de la construcción, vinculadas al programa “Làbora”.
Según ha explicado en rueda de prensa la teniente de alcaldía de Derechos Sociales, Laia Ortiz: “Esta es una medida con la que queremos generar un círculo virtuoso e intervenir por 2 flancos a la vez.” El proyecto tiene una duración de 6 meses y, en total, se invertirán 2,5 millones de euros, un 20% de los cuales los aporta la ECAS.

No hay comentarios:

Publicar un comentario